Vortex. Tiempos dislocados

Esta exposición despliega un par de sospechas: ¿y si este sitio, si ExTeresa, es una especie de vórtice temporal? ¿y si hechizados por sus arquitecturas y las filas de cuerpos que lo han atravesado, sus documentos, en vez de ser material asegurado y datado para los historiadores, resultan más bien una puerta para liberar fantasmas? Vortex. Tiempos dislocados juega con algunas claves para intentar abrir esas puertas.

Las cuatro videoinstalaciones que componen este experimento visual han sido realizadas por Méndez de Hoyos, basándose a su vez en obras realizadas previamente en este recinto. Tres de ellas formaron parte de Manifiesta (1993), muestra inaugural de X’Teresa Arte Alternativo. La exhibición consistió en tres performances e instalaciones en torno al Convento de Santa Teresa la Antigua producidas por agentes relevantes en campo artístico local desde los años setenta: Felipe Ehrenberg, Helen Escobedo y Marcos Kurtycz con curaduría de Víctor Muñoz. Para los años noventa su obra era ya leyenda de experimentación. La cuarta obra que retorna es una sesión espiritista -arquitectónico-histórica- realizada por la artista visual Pilar Villela en 2005. En las cuatro exploraciones, los artistas desplegaron historias subterráneas de violencia, calamidades y catástrofes cifradas en el antiguo templo y sus alrededores.

Vórtex. Tiempos dislocados, más que una muestra documental, desarrolla una exposición de elementos de un patrimonio esotérico del Ex-Teresa. Mediante la producción de performances para cámara se articulan procesos como la recolección de vestigios, la transgresión de archivo, así como la reactivación y el desdoblamiento arquitectónico en cuerpos alterados, desapariciones y terror contemporáneo. En este proceso, tal vez se liberan fantasmas y fantasmas de otros fantasmas (y así, probablemente, al infinito).
Sea usted bienvenido a este vortex.

Julio García Murillo y Fernanda Dichi

Vortex: Tiempos dislocados

https://vimeo.com/367669640