Síntomas y huellas

Video instalación en dos canales. 11 min.

Hay una intención muy definida en el trabajo de Enrique Mendez de Hoyos: la exploración de sitios históricos, que representan espacios de trauma social y la posibilidad de diversificar las imágenes / narrativas que aluden directamente a dicho trauma y que están inscritas en la memoria colectiva.

En Síntomas y Huellas, Tlatelolco es el motivo para cuestionar la memoria, una memoria que parece dislocarse entre el registro del espacio real (que es en sí mismo huella del evento traumático) y la espacialidad ficticia construida por la presencia de dos personajes (Milano, un homeless y Shmeilitzin, un travesti) cuya razón de ser y estar ahí parece por principio inexplicable, incluso excéntrica, y que después se nos revelarán como emblemas del duelo.

La relación de ir y venir entre el síntoma y la huella, se presenta como forma de expresión alegórica a manera de proyección doble, un díptico de relatos cruzados que van desestabilizando poco a poco el compulsivo retorno del documento histórico para acoger el alivio que causa el dispositivo de ficción como dislocamiento de la experiencia del trauma. Los desdoblamientos de la imagen como totalidad panorámica, son también saltos entre la ficción del personaje y la realidad del espacio que recorre; la doble proyección hace evidente una correlación y una ambigüedad en el tiempo narrativo: ¿qué es aquello que pertenece a la realidad y qué a su recuerdo? ¿para qué recordar y qué es lo que se recuerda?

El tiempo fragmentado de la instalación, la ruptura de la linealidad narrativa y la maximización de la presencia del sujeto en el espacio hacen intervenir la memoria inmediata del espectador que intenta conjuntar todo en un solo espacio mental. Un síntoma de la percepción que está en perfecto vínculo con la intencionalidad artística del manejo del síntoma postraumático: la tarea de (re)construir su propia historia y su propia interpretación de la experiencia.  Síntomas y Huellas flota, entre la reminiscencia de la imagen del trauma en Tlatelolco que acude al espectador en cuanto identifica el espacio, y el aspecto evasivo propio de toda experiencia post-traumática, encarnado aquí, en estos dos personajes que introducen ansiedad a nuestra propia y subjetiva forma de memoria.

Dra. Karla Jasso

Curadora e Investigadora del IIE UNAM

"Shimeilitzin", 2009. C-Print (Lamda), 120 x 90 cms. Edición de 3.

"Comida", 2009. C-Print (Lamda), 120 x 90 cms. Edición de 3.

"Humo", 2009. C-Print (Lamda), 120 x 90 cms. Edición de 3.

"Revolución", 2009. C-Print (Lamda), 120 x 90 cms. Edición de 3.

"Columpio", 2009. C-Print (Lamda), 120 x 90 cms. Edición de 3.

"Carrito", 2009. C-Print (Lamda), 120 x 90 cms. Edición de 3.

"1968-1988", 2009. C-Print (Lamda), 120 x 90 cms. Edición de 3.

"Pistola", 2009. C-Print (Lamda), 120 x 90 cms. Edición de 3.

"Atrio", 2009. C-Print (Lamda), 120 x 90 cms. Edición de 3.

"Milano cabeza adentro", 2009. C-Print (Lamda), 120 x 90 cms. Edición de 3.

"Zona", 2009. C-Print (Lamda), 120 x 90 cms. Edición de 3.

"Luna", 2009. C-Print (Lamda), 120 x 90 cms. Edición de 3.

"Resbaladilla", 2009. C-Print (Lamda), 120 x 90 cms. Edición de 3.

"Señala", 2009. C-Print (Lamda), 120 x 90 cms. Edición de 3.